Spanish English French German Italian Portuguese

Final

El Secreto

                                  

Desde tiempos muy antiguos, se nos viene advirtiendo que nuestros pensamientos (a lo que habría que agregar nuestras emociones) rigen nuestra vida ya que se nos "manifiestan" en todas las áreas: en nuestra salud, en nuestro trabajo, en nuestras relaciones, en nuestro dinero, etc. 

Grandes pensadores a lo largo de la humanidad nos lo han advertido casi con las mismas palabras. Y así lo hacemos constar en nuestro libro sobre la risa (Cap. 8: "Que está pensando...").

Platón: “La realidad es creada por la mente. Podemos cambiar la realidad al cambiar nuestra mente”.

Buda: “Somos lo que pensamos. Todo lo que somos surge con nuestros pensamientos. Con ellos hacemos nuestro mundo”.

Aurelio: “La  vida del hombre es lo que de ella hacen sus pensamientos”.

Jesucristo: “Según un hombre piensa en su corazón así es él”.

San Pablo: “El hombre es aquello en lo que piensa todo el día. Seréis renovados por la transformación de vuestras mentes”.

Saint - Germain: “Allí donde está tu mente, estás tú”.

William Shakespeare: “Nada es tan bueno ni tan malo; es el pensamiento lo que lo que lo hace  tal”.

Antón Chejov “El hombre es lo que cree”.

Spencer: “Es la mente la que hace el bien o el mal, la
que hace mísero o feliz, rico o  pobre”.

Vincent  Peale: “No somos lo que pensamos ser, pero somos lo que pensamos”.  

John Milton: “La mente es su propio lugar, y en sí misma puede hacer un cielo de los infiernos, un infierno de los cielos”.

James Lane  Allen: “Uno verá que, si cambia sus pensamientos sobre las cosas y los demás, las cosas
y los demás cambiarán”.

Napoleón Hill: “Cualquier hombre, hoy, es el resultado  
de su pensamiento de ayer”.

Y eso sucede porque existe algo así como una "Ley", que algunos la llaman "de Atracción", y que nosotros (desde 1995) la explicamos de la siguiente manera: "desde  lo energético,  las  frecuencias  vibratorias  similares  o iguales  se  atraen".

No intentamos con esto establecer ninguna "pauta precursora" porque en verdad, mucho antes de lo que exponen estudiosos e instructores yanquis en la película -documental instructiva (y el libro homónimo) llamada
"El Secreto",  lo había expuesto claramente  Hermes Trismegisto (¿6000 a.C.?) a través de lo que él llamó "Los Siete Principios" que conforman una única Ley Universal.

La síntesis es: "piense  lo  bueno  y  se  le  dará... pero piense  lo  malo  y  también  se  le  manifestará".

Es decir que cuando se asume una actitud mental (y emocional), positiva o negativa, se obtiene un resultado positivo o negativo.

La Ley de la Atracción se encarga de volver al rico + rico
y  al pobre + pobre,  al sano + sano  y  al  enfermo + enfermo, etc.

En nuestros Cursos transmitimos un importante conocimiento práctico sobre este tema tan real como inevitable para quienes vivimos en este planeta.

En nuestra Secuencia de la Salud © trabajamos --en
el último ejercicio-- la visualización y la activación en nuestro chakra frontal: la imagen de un   imán.

Bien, fíjese lo que dice en la película, Rhonda Byrne,
que aparece como la persona que revela el guardado secreto:

La forma más sencilla para mí de ver la ley de la atracción, es pensando en mí como si fuese un  imán y sé que un imán ejerce una atracción. Básicamente, la ley de la atracción dice que "lo similar atrae lo similar". En realidad hablamos a nivel del pensamiento.


La conclusión sobre qué hacer después de conocer "el Secreto", la expuso en la década del '30 ese gran "motivador" que fue
Napoleón Hill

                                                      

Centre su mente en las cosas que quiere    y apártela de las cosas que no quiere.

 

               
             Dieta  del  Buen  Vivir

*************************************************************
                           Para  con  los  demás

1. Lo que existe en tu interior es lo que darás y por lo tanto es lo que recibirás, ya que para las Leyes del Universo "dar y recibir son la misma cosa".

2. Intenta ver en todas las personas, en todas las cosas y en todas las circunstancias, una misma
mente igual a la tuya: la Mente de Dios.

3. Ofrece a los demás comprensión y ayuda en lugar de sentir enemistad y competitividad.

4. Elogia a las personas que alternan normalmente o circunstancialmente contigo.

5. Recuerda permanentemente que tu propósito en esta vida es lograr amor, paz y alegría.

6. Trata de estar con gente que sea de tu agrado y tambien trata de agradarles.

7. Escapa de los comentarios negativos y desagradables.

8. Brinda la sonrisa a todas las personas con quien te cruces en la vida, aunque al principio te resulte forzado o no tengas ganas.

9. Busca hacer reír a los demás, y sentirás que es uno de los mejores bienes que puedes poseer.

                          

                                    Para  contigo

1. Regocíjate de la abundancia que representa despertarse cada mañana frente a la experiencia de
un nuevo día.

2. Agradece constantemente todo lo que tienes: desde un fósforo, pasando por tus bienes (muchos o pocos), los seres queridos, hasta el sol si está brillando o la lluvia si está cayendo.

3. Bendice permanentemente todas tus tareas: las livianas y las pesadas, las que te gustan y las que no
te gustan.

4. Alégrate de vivir, de estar sano, de tener familia, o pareja, y amigos, de ser creativo.

5. Esfuérzate por ocupar tu mente con pensamientos positivos, en lugar de los negativos que siempre te abruman: "según pienses así será".

6. Cuida y corrije tu lenguaje y abandona el hábito de protestar y de hablar de escasez.

7. Adopta una actitud de alegría pensando con humor, manteniendo tu mente abierta y permitiéndote "ver" las situaciones que te toca vivir de manera divertida.

8. Ríete todos los días lo más que puedas; si es posible en compañía y, sanamente, ríete de tí mismo y contigo mismo.

                Un  pensamiento  para  recordar 

Sin tu sonrisa, el mundo no se puede salvar. Mientras la tristeza se abata sobre tí, la Luz que el propio Dios designó como medio para la salvación se atenúa y pierde su fulgor.
Y nadie se ríe, porque          
toda risa no es sino el eco de la tuya
.


Un pensamiento reciente, supuestamente de Jesucristo, ya que lo extractamos del libro “Un Curso
de Milagros”.


Si ha leído ese extenso texto, o es instructor/a, o ha hecho cursos sobre el mismo, o está practicando los ejercicios diarios ¿se anima a encontrar dónde están estas palabras?

              Si lo logra, escribanos y nos lo cuenta:
                     Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.  

 

                    Ver  aquí  "El  Secreto" (.pps)

 

     También  puede  adquirir  la  película  en  español

                                             
                                                                                                      (arriba)